INTERROGATORIOS

NUESTRO HISTÓRICO DE INTERROGATORIOS

 CRISTINA AMANDA TUR_MG_5379_MG_5304
_MG_5299_MG_5283

Interrogando a: CRISTINA AMANDA TUR

En Esparreguera Negra esta vez hemos tenido la suerte de entrevistar a Cristina Amanda Tur, conocida como CAT.

CRISTINA AMANDA TUR

Le hemos robado una tarde.  En una de esas escapadas a Barcelona. Dejando a su Ibiza por unos días.

El tiempo que Cristina nos regaló ha resultado ser absolutamente enriquecedor para nosotros, habiendo permitido conocer, muy cerca, a esta espectacular mujer tan polivalente.
Cristina es una mujer de una sonrisa dibujada constantemente en su rostro y de unos ojos que parecen formar parte del verde mar que rodea la isla de la Ibiza en la que vive y de la que manifiesta estar profundamente enamorada.
De Cristina hemos descubierto varias cosas -aparte de las que ya sabíamos-. Hemos podido certificar que es una extraordinaria periodista y una magnífica escritora de novela negra. Pero ahora de ella conocemos detalles más íntimos, más personales, más profundos. Hemos podido comprobar su personalidad, de la que no puede ocultar su tendencia “géminis”; ese lado donde nada calla, donde todo lo que piensa lo dice, siempre a la cara, siempre mirando a los ojos, siempre buscando la verdad. Una mujer Brava, luchadora, de carácter. Pero a la vez una mujer dulce, a la que se le puede encontrar con facilidad su lado más humano, su amor por la naturaleza y por las personas próximas a ella, una persona amiga de sus amigos.
En definitiva una gran persona, de la que jamás nos arrepentiremos de haber conocido tan de cerca.
Cristina tuvo además la delicadeza de obsequiarnos con dos de sus obras (Crímenes de Ibiza y Formentera y A todos los gatos les gusta el rhytm’n’blues ), libros en los que nos dejó una cariñosa dedicatoria que quedará en nuestro recuerdo.
_MG_5596cristinaCristina Amanda Tur Bernat, conocida como CAT, nació en la isla de Ibiza (1970). Licenciada en Ciencias de la Información por el CEU San Pablo y diplomada en Criminología Superior por la Escuela de Criminología de Cataluña, donde se ha especializado en Psicología Criminal, Psiquiatría forense y Toxicomanías y donde cuenta con diferentes ensayos literarios, entre los que destacan: Grandes Crímenes de Ibiza y Formentera en el siglo XX y Crónica de Sucesos (Genial Edicions), Operación Antidroga y Siete mentes perversas (Sociedad Nuevos Autores).
Como escritora es autora de las novelas “El diablo en los detalles”,“El ángel suicida” (Roca Editorial), “A todos los gatos les gusta el rhytm’n’blues” (Slovento) y su última obra “La canción del siciliano” (Editorial Funambulista). Novelas protagonizadas todas ellas por la misma saga de policías y la misma periodista.
Cristina Amanda también participó en 2006 en la Semana Negra de Barcelona.
Durante mucho tiempo estuvo compaginando el periodismo y la criminología con la novela policíaca. En la actualidad, sería complicado explicar cual de ellas es en la que desarrolla la mayor parte de su actividad. Pero invitamos a todo el mundo a que se pasee por ”Territorio CAT”, su blog, donde podréis ver su actividad como periodista, y donde “no se corta un pelo” a la hora de decir las cosas “tal y como son”. No sin ello, ganándose un gran número de detractores y otro mucho más numeroso de fans y seguidores.
Cualquiera que quiera saber de CAT puede sumergirse en la “red”, donde son muchas las páginas en las que se puede encontrar datos de su brillante carrera; tanto como escritora como en cualquiera de sus otras disciplinas. Pero, Esparreguera Negra, quiere conocer a nuestra Cristina. A nuestra CAT, y lo quiere hacer de forma más íntima, así que:
Cuéntanos tú misma quién es Cristina Amanda.
Primero soy periodista, luego criminóloga y: en tercer lugar, escritora.
A mí es que lo de escritora me resulta como…, como si  o fuera una profesión. Evidentemente lo es. Cuando ya ganas con ello algo de dinero, se convierte en una profesión. Pero, a lo otro, le he dedicado cinco años de periodismo, otros tantos de criminología y por ello, realmente lo que soy primero es: periodista.
Supongo que en los libros se nota. Es inevitable. El periodismo es lo que me gusta hacer y la criminología es una especialización para hacer mejor mi periodismo. Me especialicé en sucesos y me quise especializar tanto que fui a la criminología.
Ha sido todo una evolución normal: escritora de sucesos, criminología y escritora de novela policíaca.
Los conocimientos en criminología ¿Te han servido como ventaja a la hora de hacer novela negra?
Es una ventaja… Ser periodista, y sobre todo criminóloga, para escribir novela policíaca desde luego es una ventaja. No sólo por los conocimientos sino porque conoces a la gente adecuada a la que preguntar. Incluso la gente que te da las historias adecuadas. Pero…, a veces todo lo contrario. Muchas veces es una desventaja. Cuidado, porque… hay que tener mucho cuidado cuando escribes novela policíaca en no ser demasiado…, vamos, no ser más papista que el papa. Porque claro: quieres explicar tan bien las cosas, como criminóloga, que tiendes a ser…, y claro llega un momento que tienes que decirte a ti misma:
– ¡A ver! ¡Perdón! Estas escribiendo novela.
No hace falta que sea un ensayo ni un manual de criminología, por lo cual has de olvidarte un poco de eso.
A veces cuando vuelves a leer lo escrito te dices que parece que estés dando una lección. Por lo tanto, a veces, es una desventaja. Has de medir mucho todo eso.
Has escrito ensayos de criminología, numerosos artículos como periodista y varias novelas como escritora. Como escritora ¿Qué diferencia encuentras en cada una de esas facetas?
¿La diferencia entre escribir ensayos y novela policíaca…? Bueno.
A mí me gusta combinarlo porque me parece terapéutico.
Como periodista ves muchas cosas que a veces… La realidad no siempre… Ni es ordenada ni acaban bien, ni ganan lo buenos, ¿vale? Por eso al escribir una novela, todo lo puedes ordenar como tú quieres. Puedes incluso reinventar. Puedes llevar temas que has vivido como periodista, que igual no se han podido resolver o incluso que no has podido publicar, donde tú prefieres. Entonces puedes reinventarlos para ti y te quedas tan a gusto.
Yo siempre he dicho que puedes matar a quien quieras. Puedes convertir en malo, o en bueno, a quien quieras. Puedes cerrar en tu novela casos que nunca se han cerrado en la realidad.
A mí eso me va bien y además es bueno para mi salud mental.
Ahora mismo estoy escribiendo un libro, por encargo, sobre un crimen que ocurrió en Ibiza en 1989: Sobre una familia alemana asesinada por el Cartel de Medellín. Una historia tremenda donde había dos niñas a las que torturaron… Un caso espeluznante. Algo que, mientras te estás documentando, no resulta nada agradable. Cuando me pongo a escribir, puedo darle a la historia el giro que quiera y hacerlo a mi medida. Incluso puedes hacer que los buenos no mueran….
Yo escribo novela policíaca para reinventarme un mundo y hacer que acabe como yo quiero.
Desde tu primera novela “El diablo en los detalles” y esta última “La canción del siciliano” ¿En qué ha cambiado Cristina?
Lo que he notado es que ya dejo vivir más a los personajes su vida. Empiezas a escribir y ves como se van solos. Es un poco extraño de explicar, pero es como si ellos cobraran vida por si solos y se te escapasen.
También encuentro que ahora ya no soy tan papista. No me pongo a dar explicaciones sobre el calibre de un arma…, sobre el rigor mortis…, ni doy explicaciones concretas sobre un  tipo de droga. Porque no hace falta. He notado que al principio si daba muchas más explicaciones, explicaciones que ahora me parecen innecesarias. Ahora es todo más fluido. Menos estancado.
Háblanos de tu última novela ¿Qué nos puedes contar?la cancion del sicilianoEsta es una de esas novelas donde he tenido que intentar equilibrar lo que cuento y lo que realmente debe decir la novela porque le he puesto parte de realidad.
Cuando empecé a escribirla fue justo cuando estaba estudiando sobre la mafia siciliana y fue entonces cuando escribía tal cual yo iba estudiando. En la novela encuentras pasajes que van creando un poco el contexto. Con esa realidad de la mafia siciliana se entienden mejor a algunos personajes. Personajes que son inventados, pero que realmente se han creado en ese marco.
Pero tampoco he querido pasarme dando explicaciones, para que no se convirtiera en ensayo. Aún así, he tratado de combinarlo en la medida justa. He tratado de mediar entre esa especie de ensayo y lo que es la trama policíaca, que comienza con un tiroteo en la isla de Sicilia y matan a un guardaespaldas siciliano que… No quiero explicar demasiado, pero ahí la policía lo tiene un poco mal porque tienen que atravesar la frontera saliendo de Ibiza para ir a Sicilia.
En la novela van saliendo personajes como Al Capone, Lucki Luciano… incluso el Juez Giovanni Falcone. Es un poco homenaje a ellos. 
Las obras de Cristina Amanda Tur (CAT) hablan por sí solas, pero ESPARREGUERA NEGRA quiere radiografiarte. ¿Nos dejas?¿Qué te inspira para escribir?
Mi trabajo de periodista. Básicamente mi trabajo y mis amigos.
¿Tienes algún ritual?
(Esta pregunta le hacer reír. Le hizo mucha gracia)
Sí. Desde luego, no tiene demasiado glamour mi ritual. Ni fumo en pipa ni bebo whisky pero, media hora antes de ponerme a escribir, me pongo en el congelador una de esas Fat Burner´s. Cuando la saco, bien fría, es cuando me pongo a escribir.  Pero, ademas, cuando ya me siento a escribir, me pongo música. Suelo escogerla según lo que estoy escribiendo porque luego esas mismas canciones acaban apareciendo en el libro.
¿Algún lugar especial para escribir?
No. Soy capaz de escribir en cualquier sitio, aunque caigan bombas a mi alrededor.
Es bastante curioso, pero no necesito concentrarme. Supongo que como soy periodista y en la redacción se trabaja entre gritos…
Estoy acostumbrada a trabajar en cualquier sitio.
¿Bebes algo mientras escribes?
 (se ríe)Ya os lo he dicho antes (Vuelve a reír).
Lamento no poder contestar que bebo whisky o algo así.
¿Qué cosas te hacen reír?
(Ya sólo con la pregunta soltó una amplia sonrisa acompañada de una carcajada)
Pues muchísimas cosas. La gente me dice que no tengo sentido del humor. Que conste.
No me hacen reís ni los payasos ni los monólogos. Me hacen reír mis amigos, mis compañeros de trabajo, en las charlas con ellos. Esas cosas me hacen reír.(Esparreguera Negra da fe de ello porque durante la entrevista nos reímos mucho, fue un rato muy divertido y ameno)
¿Practicas algún deporte?
Sí. Hago buceo y voy al gimnasio todos los días.
¿Dónde irías de vacaciones?        
Creo que volvería a Sudáfrica o a Costa Rica. Donde haya animales. Soy muy “animalera”. Me gustan los animales. Soy defensora de los animales. Soy de Greenpeace.
¿Dónde no irías?
A una gran ciudad. No iría a un sitio donde sólo hubiera personas. No iría a Las Vegas.
¿Qué te saca de tus casillas?
(Ahora para responder a esta pregunta se pone muy seria. Contesta totalmente convencida de los que dice)
Los hipócritas y los cobardes. 
¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza al levantarte por la mañana?
(Pone cara de pena)
Ahora mismo mi doberman. Lo tengo malito y…
¿Algún vicio inconfesable?
Soy muy buena chica. No tengo ningún vicio inconfensable. Ni confesable tampoco.(Piensa durante unos segundos)
Ostras no tengo ningún vicio. Que sosa soy ¿Verdad…?
(Ríe, mirándome con cara de extrañeza)
¿Qué es lo que no soportas de los demás?

no soporto a la cara cuando se enfadan conmigo. Que no me digan que he hecho mal. Sé que no soy la más sociable del mundo. Tengo mala leche. Soy Géminis. Tengo un carácter duro y difícil. Es cierto. Con lo cual la mayoría de gente me importa un comino. Pero, de la gente que aprecio, lo que me molesta es que me tengan miedo. Eso me lo dicen mis amigos. Es eso lo que no soporto de la gente, que me tengan miedo, que no me digan las cosas a la cara.

¿Y…, de ti misma?

La poca paciencia que tengo con los demás.Creo que mi pecado es la ira.
Soy irascible como no te puedes imaginar, y no encuentro nada que me relaje.
Salto a la primera… No tengo paciencia. 

CRISTINA AMANDA Y VICENTE CORACHANVicente Corachán (Esparreguera Negra) con Cristina Amanda Tur (CAT)

Y para terminar:

¿Carne o pescado?
(Aquí se ríe mucho más)
Suena raro. No tiene doble sentido ¿Verdad?
(Vuelve a reír).
Pescado.
¿Mar o montaña?
Mar. La montaña también me gusta, pero vivo en Ibiza…
¿Invierno o verano?
¡Uf!  Los Ibicencos agradecemos el invierno. Me gusta el mar y esas cosas pero… En verano deseamos que llegue el invierno.
Personalmente, diría que tanto una cosa como la otra.
Música preferida:
Me gusta el Blues, Country, Rock and roll, Rockabilly… Johnny Cash, Johnny Halliday…
Obra favorita:
Siempre resulta muy difícil elegir sólo una…, pero dirían que: “Al este del edén”, de John Steinbeck.  Elia Kazan hizo una película maravillosa de este libro.
Película favorita:
“Mystic River”. También las de John Wayne…
(Se queda pensativa)
¿Puedo cambiar?  
(Le contestamos que sí)
Entonces: Mi película favorita es: “El Hombre que mató a Liberty Balance”.
Si. Esa es la película que a mí me hubiera gustado escribir. 
Gracias Cristina. 
SUS FRASES:
“Primero soy periodista, luego criminóloga y: en tercer lugar, escritora”
“Ser periodista, y sobre todo criminóloga,  para escribir novela policíaca desde luego es una ventaja…  Pero…, a veces todo lo contrario”
“Yo escribo novela policíaca para reinventarme un mundo y hacer que acabe como yo quiero”
“Tengo mala leche. Soy Géminis”

interrogando a: VICENTE GARRIDO

El pasado jueves 23 de mayo, aprovechando la presentación de la novela “Martyrium”, en la librería MAITE de Vía Augusta 64 en Barcelona, asaltamos a nuestro ilustre Vicente Garrido. Eso sí, previa citación para poder ser interrogado por Esparreguera Negra.
Como no podía ser de otra manera, nos ofreció unos minutos interesantísimos, donde desplegó su amabilidad como persona, su experiencia como profesional y su talento como escritor.
En la medida que pudimos, y siguiendo el estilo de entrevistas de Esparreguera Negra, independientemente de obtener su declaración como escritor de novela negra, nos adentramos en lo más personal de Vicente Garrido con la intención de que, nuestro publico y el de este género en especial, conozca aspectos más personales de nuestro gran personaje.
En la entrevista deberían haber estado Nieves Abarca (el 50% de las dos novelas de Vicente Garrido), la cual nos prometió realizarla en breve y que, por supuesto, en breve la llevaremos a cabo.
También fuimos estupendamente atendidos tanto por Consuelo y Esther de la editorial Versátil como por el personal de la librería Maite, una librería que aconsejamos visitar por que tiene un encanto especial.
Esparreguera Negra, tras la entrevista, no nos quedó más que agradecer la atención, tanto a la editorial Versátil como al propio Vicente Garrido, deseándole por nuestra parte que “Martyrium” fuese como mínimo como ha ido “Crímenes exquisitos”; novela de la que, al margen de haber sido reseñada por muchísmos medios de comunicación, se han hecho hasta el momento 3 ediciones, hecho que, para los tiempos que corren, es todo una proeza.
_MG_5379Vicente Garrido Genovés nació en 1958. Graduado en Criminología por el Instituto de Criminología de la Universidad Complutense de Madrid, publicó dos extraordinarias tesinas: “Psicología y Tratamiento Penitenciario: una aproximación” (1982) y “Delincuencia y Sociedad” (1984), con la que se doctoró en Psicología por la Universidad de Valencia, de la que es profesor asociado en Psicología Penal y de Educación Correccional).Completó sus estudios con un posgraduado en la Universidad de Ottawa (Canadá) en 1986. También es Profesor visitante desde 1991 de la Sociedad Británica de Psicología en la Universidad de Salford (Reino Unido).
En España ha sido varias veces asesor de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y del Servicio de Rehabilitación del departamento de Justicia de Cataluña. Entre sus méritos profesionales está el haber formado parte de la Comisión que elaboró la Ley Reguladora de Responsabilidad Jurídica del Menor aprobada en 2000, haber sido consultor de Naciones Unidas para la Prevención de la Delincuencia Juvenil en Latinoamérica y el haberle sido concedida en 1999, por parte de El Ministerio de Justicia español, la Cruz de San Raimundo de Peñafort, por “sus méritos en el desarrollo de una justicia más humana y eficaz”.
Vicente Garrido es autor de multitud de artículos en revistas de España, Reino Unido y EE.UU., entre los que se cuentan la Revista de Educación Correccional, el Anuario de la Educación Correccional, Comportamiento Penal y Salud Mental, Psicología, el Delito y La Ley. Así como libros especializados y de referencia para expertos, entre los que podemos citar : “Delincuencia juvenil”, “La delincuencia de cuello blanco”, “Técnicas de Tratamiento para Delincuentes”, “Educación Social para Delincuentes”, “Diccionario de Criminología”, “Principios de Criminología”, “Amores que matan: acoso y violencia contra las mujeres”, “El psicópata: Un camaleón en la sociedad actual”, “Cara a cara con el psicópata”, “¿Qué es la Psicología Criminológica?”, “Manual de Intervención Educativa en Readaptación Social (Vol. I): Fundamentos de la Intervención”, “Manual de Intervención Educativa en Readaptación Social (Vol. II): Los Programas del Pensamiento Prosocial”, “Antes que sea tarde: Como prevenir la tiranía de los hijos”, ”Reincidencia Delictiva en Menores Infractores de la Comunidad de Madrid: Evaluación, Características Delictivas y Modelos de Predicción”, “La investigación criminal: La psicología aplicada al descubrimiento, captura y condena de los criminales”, “Mientras vivas en casa: Habilidades y Práctica de la Inteligencia Educacional”, etcétera.
Pero, si nos permites, a Esparreguera Negra nos gustaría conocerte más de cerca ¿Quién es Vicente Garrido?
Vicente Garrido como escritor es un poco “el precipitado final” de dos aficiones: La de criminólogo, la cual convertí en mi profesión -como docente y como profesor-; aunque también en el ámbito aplicado, porque he podido estar cerca de alguno de los casos más importantes en mi faceta de investigador.
La otra afición es justamente la narrativa negra y la filmografía de ese género, aficiones que tengo desde adolescente. Recuerdo que la revelación se produjo en un ciclo que se hizo en toda España, pero que vi en Valencia. Era un ciclo de siete películas de Humphrey Bogart.
Sin duda alguna, como podemos comprobar, el tuyo es un amplio currículo. Currículo que te sitúa en el más alto escalafón a nivel profesional, como criminólogo y psicólogo; y con un prestigio mundialmente reconocido. Sin embargo, Vicente Garrido, entra en el mundo literario con dos novelas. Dos novelas de género negro: “Crímenes exquisitos” y la recién editada “Martyrium” ¿Cuándo decides escribir novela?
Cuando conozco a Nieves Abarca.
Lo decido porque ella tiene una psicología muy parecida a la mía y además escribe muy bien.
A Nieves la conocí en una actividad docente donde coincidimos hace ya varios años y, como Consuelo Olaya, la editora de Versátil, me había pedido, tiempo antes, que me lanzara al mundo de la novela, cosa que a mí me daba mucho apuro porque yo siempre había escrito libros de ensayo, al conocer a Nieves Abarca, me animé y dije: “bueno, entre dos, quizás sea más fácil”
Luego te das cuenta que, en realidad, escribir a “cuatro manos” plantea sus propios problemas. Pero si que es cierto que fue muy fácil escribir con Nieves y de hecho ningún lector ha podido reconocer donde hay un estilo y donde hay otro.
Supongo que no es lo mismo escribir sobre criminales y psicópatas desde la perspectiva profesional que desde la ficción literaria ¿Qué diferencia has encontrado?
La ficción literaria es mucho más agradecida porque permite utilizar la creatividad y la imaginación sobre bases reales. Cuando nosotros escribimos entran en juego todos nuestros recuerdos y conocimientos sobre muchos casos que hemos tenido la oportunidad de conocer. Entonces, cuando tú escribes sobre un caso real, tienes que hacer un esfuerzo para hacerlo más subjetivo posible, para interpretar una realidad que te viene dada. Hasta cierto punto la descubres cuando tú investigas el caso, pero en verdad tú no puedes añadir nada de tu cosecha. Tienes que ser lo más escrupuloso posible con la realidad dada. En la novela no. En la novela tienes la libertad para hacer el personaje como tú quieres crearlo y eso te proporciona un entusiasmo diferente al del estudio científico.
La diferencia está en que con el estudio científico, tú te quedas satisfecho cuando ves que has hecho un buen trabajo intentando apresar algo que te viene dado porque el sujeto está ahí. En la realidad es diferente, sería como un placer “más sordo”. Sin embargo en la novela no. En la novela sientes el entusiasmo de un capítulo bien escrito, de un personaje bien delimitado. Diríamos que… es una comida más apetitosa la que proporciona la novela.
Vicente: El hecho de ser criminólogo y psicólogo es jugar con ventaja a la hora de escribir una novela negra, ¿Cuéntanos que ventajas has tenido?
Fíjate, que yo no lo creo. No creo que sea una ventaja. Todo depende del tipo de novela que escribas. Por ejemplo, si describes novela donde aparece la mente de un asesino, quizás tengas ventaja porque no tienes que documentarte ya que lo has vivido de primera mano y eso te da la posibilidad de profundizar, pero piensa que mucha novela negra no tiene porque ser así. Hay novelas donde el énfasis se pone en otros aspectos.
Creo que es una ventaja para el tipo de novela donde la mentalidad del asesino es muy importante, pero no creo que sea una ventaja en general.
Vicente, háblanos de tu última novela ¿MARTYRIUM?
Martyrium es una novela más rápida que “Crímenes exquisitos”. Es también más corta.
Si te fijas en el tamaño de la letra de una novela a la otra, seguramente “Crímenes exquisitos” podría duplicar en páginas a “Martyrium”, a pesar incluso de tener quinientas páginas.
Como te digo, “Martyrium”, es mucho más rápida. Los lectores que han leído las dos, dicen que esta última les ha gustado más, que quizás está  más trabajado el lenguaje, pero que sigue siendo igual de apasionante que la primera.
Aquí no hemos tenido la necesidad de demorarnos presentando a unos personajes que en la primera si tienen que ser explicados. En esta lo hemos hecho con trazos más rápidos y a través de la acción. En ese sentido creo que la novela es incluso más frenética.Tus dos novelas hablan por si solas y estamos seguros que, tanto como en su faceta profesional como en la de escritor, eres sobradamente conocido; pero ESPARREGUERA NEGRA quiere conocer la parte más intima de Vicente Garrido._MG_5380
Vicente ¿Nos dejas radiografiarte?
Estupendo. Como no. 
¿Qué te inspira para escribir?
Cualquier cosa que haya leído o que haya escuchado. Una noticia que a lo mejor no puede ser muy importante pero que creo que puede ser interesante. El hecho de que alguien se haya encontrado en una situación sorprendente puede darme una idea para, a partir de ahí, introducir un giro o una serie de argumentos. 
¿Tienes algún ritual?
Sí. Empiezo siempre escribiendo con este mismo bolígrafo (en ese momento Vicente saca del bolsillo interior de su americana, un bolígrafo “Montblanc” y nos lo muestra). Es un bolígrafo que lo conservo desde hace 25 años.
Las ideas fundamentales siempre las escribo a bolígrafo y probablemente las primeras páginas. Luego continúo a ordenador, pero primero necesito sentir esa sensación.
Las ideas, desde luego, tienen que ser escritas con bolígrafo. Si me pongo delante del ordenador no me sale las ideas. Las ideas me salen es en cualquier sitio, en el tren, en el avión, en cualquier lugar, pero siempre tengo que escribirlas a bolígrafo.
¿Algún lugar especial para escribir?
Cuando estoy delante del ordenador, sí. Normalmente escribo en Xàbia (Javea), un pueblo de Alicante, cerca de Denia, donde tengo una pequeña casa.
¿Bebes algo mientras escribes?
Es difícil de contestar porque escribo a cualquier hora. Pero si es durante el día, o nada o agua. Sin embargo, si lo hago por la noche, a veces me pongo una pequeña copita de algo como…, o brandy o alguna tónica con unas gotas de ginebra.
¿Qué cosas te hacen reír?
Me gusta mucho el humor irónico. Soy un poco británico en este sentido.
¿Practicas algún deporte?Si, el jogging. Corro.
¿Dónde irías de vacaciones?       
Yo en vacaciones, que sólo tengo el mes de agosto, no me gusta viajar porque se ponen en huelga los aviones…, los controladores…Normalmente me voy a Javea, pero durante el año, en algún puente o demás,  me gusta irme a algún lugar donde pueda hacer excursiones. A lugares donde pueda caminar. Ver algo de cultura y saborear la gastronomía.
¿Dónde no irías?
No iría a Italia nunca en verano. Fui una vez y es espantoso, el calor…, el gentío…Aunque Roma es un lugar extraordinario; de hecho “Martyrium” sucede en Roma.
¿Qué te saca de tus casillas?
Un montón de cosas, pero por decir algo sencillo, me molestan mucho las entrevistas a políticos y a deportistas plagadas de clichés y lugares comunes. Esas entrevistas donde sé de antemano lo que va a decir el sujeto en cuestión. Eso lo encuentro muy deprimente.
¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza al levantarte por la mañana?
Si voy a disponer de tiempo, me gusta hacerme mi mapa mental buscando las horas donde más voy a disfrutar del día.
¿Algún vicio inconfesable?
Fumo puritos. No sé si eso se puede calificar así (expresa sonriendo).
¿Qué es lo que no soportas de los demás?
La soberbia. Me molesta mucho la gente que va a pisando a los demás y que necesita constantemente que le digamos lo fantástica que es.
¿Y…, de ti mismo?
Algunas veces soy muy indeciso y en ocasiones dado a la melancolía. Eso me gustaría no serlo. 
Y para terminar:
¿Carne o pescado?
Pescado.
¿Mar o montaña?
Mar.
¿Invierno o verano?
Invierno. 
Música preferida:
Jazz.
Obra favorita:
Me encantan los relatos de Allan Poe
Película favorita:
Vértigo, de Hitchcock 
Gracias Vicente. SUS FRASES:”Al conocer a Nieves Abarca, me animé y dije: “bueno, entre dos, quizás sea más fácil”“Empiezo siempre escribiendo con este mismo bolígrafo (un Montblanc que conserva desde hace veinticinco años)”“Algunas veces soy muy indeciso y en ocasiones dado a la melancolía”

13/05/2013

Interrogando a: ALEXIS RAVELO

_MG_5304

Alexis Ravelo Betancor:

Nació en Las Palmas de Gran Canaria, en 1971. Inició sus estudios de Filosofía en la UNED. Ha sido alumno de talleres de narrativa impartidos por Mario Merlino, Augusto Monferroso y Alfredo Bryce Echenique.

En el año 2000 publicó su primer libro de relatos, Segundas personas (Premio Poeta Domingo Velázquez, 1999). A partir de ese momento se dedica a escribir teatro y publicidad, alternándolo con varios relatos, artículos y cuentos. En 2006 publica el libro de relatos fantásticos Ceremonias de interior.

Su éxito literario lo encuentra dentro del género negro, la novela policíaca, donde son varias las obras con las que nos deleita. Su primera obra Tres funerales para Eladio Monroy (editorial Anroart 2006) es una novela ambientada en Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad natal y con la que consigue un gran éxito de ventas. Obra que le supuso su “puesta de largo” como autor de novela negra y la entrada en los círculos literarios.

Desde ese momento no abandonará su aportación literaria al mundo de la novela negra, donde más tarde irrumpe con tres nuevas obras con el mismo personaje: Sólo los muertos, Los tipos duros no leen poesía y Morir despacio. La lista la amplía con novelas como La noche de piedra Los días de mercurio.

Por otro lado, Ravelo ha explotado otros cauces literarios como lo son el cuento y el microrrelato de los que podemos nombrar: (Algunos textículos, 2007), el libro infantil (La princesa cautiva Historia del bufón Alegre Contador, 2008) y la novela juvenil (Los perros de agosto).

En los textos de Alexis es fácil encontrar constantes sus juegos lingüísticos y en sus novelas podemos ir encontrando diferentes citas que va introduciendo en medio de sus páginas dando, en algún caso, tintes metafóricos.

Alexis Ravelo está considerado como uno de los narradores canarios más prometedores de su generación, tanto en el campo de la novela como en el de la narrativa breve. Su obra ha recibido el elogio crítico de autores como Dolores Campos-HerreroEmilio González DénizAlicia Llarena, y Raúl Argemí.

Con su última novela La estrategia del pequinés, no sólo logra bordarlo como narrador de este género, sino que se coloca en la lista de autores tan selectos como los son: Luís Gutiérrez Ledesma, Víctor del Árbol, Jordi Ledesma, Susana Hernández o Carlos Quiles, todos ellos seleccionados por una editorial independiente que a través de su buen gusto en elegir las obras y los autores, ha conseguido introducirse en los circuitos y festivales más prestigiosos de novela negra de este país.

Pero, Esparreguera Negra sabe, a ciencia cierta, que la trayectoria literaria de Alexis Ravelo es sobradamente conocida; por lo tanto le pedimos permiso para que nos deje entrar en lo más personal de Alexis.

Alexis: si nos permites, nos gustaría que nos contaras algo de ti.  ¿Quién es Alexis Ravelo?

Un tío calvo, que va para los cien kilos… (nos dice en tono de broma).

Soy un tío de barrio que se salvó gracias a los libros. Soy de un barrio muy popular…, de familia popular… Soy de los que tienen orgullo de ser de clase baja y presumo de ello.

Siempre reconoceré que la literatura fue lo que me salvó del fango y del arroyo. Gracias a eso me he ido salvando…, ahora vivo entre libros.

Bueno…, y por lo demás…, no soy mucho más (ríe al acabar la frase)

Has escrito para teatro, para publicidad, tienes en tu haber varios artículos, relatos, cuentos y novelas, pero: ¿Cuándo decides inclinarte por la novela y más concretamente por la novela negra?

Fue cuando escribí mi primera… Yo había escrito dos novelas que eran muy malas… Las tiré a la basura porque en ellas intentaba demostrar que era un gran escritor…, y ese tipo de cosas… Vaya, lo que siempre intentan demostrar los escritores primerizos. Aburría a todo el mundo…, perdí dos novias…, como debe ser… (vuelve a reír, esta vez a carcajada) Finalmente me decidí relajándome. Así fue como escribí mi primea novela y al final me salió una novela negra.

Me dí cuenta que era un formato que interesaba. Escribo otras cosas, pero bueno…

Digamos que escribo novela negra porque funciona bien, por que es lo más popular y lo que más llega al público. Es un género que sé que me lo pueden publicar, sé que el público lo va a leer y además puedo escribir sobre problemas que me preocupan. Sobre todo, el problema del “mal”, que para mí es un problema ontológico.

Has asistido a varios talleres literarios. ¿Utilizas los métodos como la story line, fichas de personajes, etc…?

Sí. Yo soy un tipo muy metódico. Dicen que hay dos tipos de escritores: los de mapa y los de brújula… A mí, me parece muy bien que la gente salgan con brújula por ahí, pero si nos sueltan en Bombay, yo quiero ser el que tenga el plano…(vuelve a reír), así sabré volver al hotel.

Sí. Me hago muy bien la estructura de la novela. No me pongo a escribir si no sé cuál es final y aunque es cierto que por el camino siempre cambias cosas, me gusta tener esa buena estructura y unos perfiles de personajes a los que agarrarme.

Desde tu primera novela “Tres funerales para Eladio Monroy”, en el 2006, hasta “La estrategia del pequinés”. Dinos ¿En qué ha cambiado Alexis?

¡Huy! Muchísimo. He aprendido un montón.

Este oficio se aprende leyendo. Y yo, he leído un montón de libros desde entonces.

También se aprende con el ensayo y el error. Yo he ensayado mucho y también he errado bastante. Aprendes muchísimas cosas, muchísimas técnicas…, y tengo que decir, que en aquel momento yo era un autor que estaba buscando un sitio, ahora ya me he encontrado y, ahora mismo, sé que mis libros los va a leer el público.

En definitiva me he hecho más responsable. He ganado mucha más seguridad. Nosotros tenemos un problema, y es que: los escritores no vendemos currículos, vendemos libros, y en cada libro nos la estamos jugando. Cada libro tiene que ser mejor que el anterior.

Háblanos de tu última novela ¿Qué nos puedes contar?

¡Bueno! Es muy curioso. Esta novela nació como una historia de amor. Quería contar una historia entre dos personajes muy pequeñitos que se encontraban en un momento de sus vidas en las que parecía que no podían tener una segunda oportunidad. Con sueños muy pequeños. Y de repente se plantean que la forma de salir de hoyo es delinquir, pero delinquir en un mundo de ladrones.

La Estrategia del pequinés es también un libro sobre la fatalidad. A mi me gusta mucho Juan Rulfo, y Rulfo, en “El Gallo de Oro”, tiene una frase que me encanta: «Planta que nace en maceta, nunca pasa del pasillo». Digamos que esos personajes de mi novela se encuentran en esta circunstancia: el que es de barrio es de barrio, y el que es “chico” es “chico”, y estos no crecen nunca si no pisan unas cuantas cabezas.

ravelo y nosotros

Alexis Ravelo con los componentes de Esparreguera Negra (Vicente Corachán y Miguel Ángel Díaz)

¿Qué te inspira para escribir?

La realidad.

¿Tienes algún ritual?

Café y tabaco.

¿Algún lugar especial para escribir?

No. Puedo escribir en cualquier lado.

¿Bebes algo mientras escribes?

Como ya he dicho, sólo café.

¿Qué cosas te hacen reír?

(Se ríe para responder)  En general, casi todo. Soy como la hiena, nadie sabe de qué se ríe pero no para de reírse.

¿Practicas algún deporte?

No. Por desgracia no.

¿Dónde irías de vacaciones?        

A Islandia.

¿Dónde no irías?

A Estados Unidos.

¿Qué te saca de tus casillas?

La injusticia.

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza al levantarte por la mañana?

(Piensa un instante y luego acaba contestando) La cafetera (vuelve a reírse con satisfacción)

¿Algún vicio inconfesable?

Sí. Los musicales.

¿Qué es lo que no soportas de los demás?

No soporto esa gente que habla sin escuchar a los demás.

¿Y…, de ti mismo?

Que a veces hablo demasiado. (en esta ocasión la risa es mucho más prolongada y nos contagia)

Y para terminar:

¿Carne o pescado?

Las dos cosas.

¿Mar o montaña?

Montaña.

¿Invierno o verano?

Invierno.

Música preferida:

Ahí no tengo preferidas, estoy entre el Jazz y la música clásica, aunque también me considero un loco de los tangos, o incluso del rock de los 70.

Obra favorita:

Rayuela, de Julio Cortazar.

Película favorita:

Matar a un ruiseñor, de Robert Mulligan.

Gracias Alexis.

 

SUS FRASES:

” Dicen que hay dos tipos de escritores: los de mapa y los de brújula”

“Este oficio se aprende leyendo”

“los escritores no vendemos currículos, vendemos libros y en cada libro nos la estamos jugando”

“Soy como la hiena, nadie sabe de qué se ríe pero no para de reírse”

 

 

Interrogando a: EMPAR FERNÁNDEZ


estuvo con nosotros EMPAR FERNÁNDEZ.

 _MG_5301 

Nuestra maravillosa escritora Empar Fernández estuvo con nosotros y nos dejó una extraordinaria entrevista, permitiéndonos que entráramos en lo más personal de ella.

La entrevista la realizamos en la biblioteca MARTA MATA de Cornellá, donde su directora Anna Salvia, nos permitió ocupar su espacio durante unos minutos.
Esta biblioteca está ubicada en el antiguo cine Titán, un edificio lleno de historia. La fachada principal está incluida en el catálogo de Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Arquitectónico de Cornellá. La inauguración del cine Titán, en 1926, significó para la ciudad poder disponer de una sala moderna y bien dotada con la tecnología de la época, en un momento en que el cine se convirtió en uno de los principales referentes culturales de la sociedad. El edificio, de estilo y orientación noucentistas, fue proyectado por el arquitecto municipal Bienvenido Marín Espinosa, técnico que también impulsó y dirigió muchas de las reformas y transformaciones urbanísticas de la ciudad. Actualmente este espacio, digno de visitar, es uno de los mejores centros culturales de la localidad de Cornellá._MG_5299Empar Fernández Gómez nació en Barcelona en 1962. Es licenciada en Psicología Clínica e Historia contemporánea.
En la actualidad trabaja como profesora  por lo que divide su tiempo entre la docencia y la escritura.
Empar ha escrito guiones de cine comoLa ciutat foradada (1998) con el que ganó el premio Serra i Moret, ensayos como Planeta ESO con el que ganó el XVI Premio Pere Quart de Humor y Sátira 2002 y 30, 40, l´edat amarganta (2004) entre otros, y cuentos como La vida antes de la muerteLa lista negra y Salto de página.
Ha escrito en diferentes estilos literarios, pero su fuerte es la novela. Su opera prima fue: Horacio en la memoria con la que obtuvo el XXV Premio Cáceres 2000. Desde ahí despega consiguiendo hasta la fecha una lista importante de títulos, con algunos de los cuales ha obtenido numerosos premios.
En 2001 con la editorial Meteora escribe Para que nunca amanezca, en 2004 comienza su colaboración literaria con Pablo Bonell Goytisolo publicando con Roca Editorial Cienfuegos, 17 agosto, con Tropismos Las cosas de la muerte (2006) y Mala sangre (2007). En 2008 con Alianza El loco de las muñecas(finalista del IX premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones) y con Meteora Hijos de la derrota. En 2009 con Multiversa La cicatriz(ganadora del V premio Rejadorada de 2008)Un mal día para morir (2009) con Ediciones Pamies. Mentiras capitales (2010) con Alianza y Sin causa aparente (2011) con Plataforma Editorial.
Sin duda alguna Empar Fernández es una de las más prestigiosas escritoras catalanas, y aunque Esparreguera Negra no va a descubrir ahora a nuestra genial escritora, si que tenemos que decir que su narrativa es sublime.
Empar Fernández es una de las excelencias con la que contamos dentro del género negro en nuestro país.Pero, como estamos seguros de que su obra se conoce sobradamente, conozcamos lo más personal de Empar Fernández.
Hola Empar, si nos permites, cuéntanos algo de ti. ¿Quién eres?:
Soy una profesora de secundaria, enseño historia. Así es como me gano la vida y tengo un vicio que es escribir. Un vicio que quiero seguir manteniendo porque es el que me hace conservar la salud mental, es el que me estimula… En definitiva es lo que me gusta hacer y de lo que me gustaría vivir cuando sea muy mayor…
(Ríe después de terminar la frase)
Ahora mismo estamos pasando muy malos tiempos. En estos momentos es muy difícil publicar. Y muy poca gente vive de escribir. A mi me gustaría, quizás dentro de unos años, pasar a vivir de escribir.
¿Tienes varios ensayos, cuentos, novelas…, se podría decir que eres polifacética dentro del campo literario, pero cual sería tu estilo preferido? ¿Tienes alguno?
Sí, sí, sí, la novela (dice de forma rotunda), y dentro de la novela también tengo una inclinación importante hacia la novela negra. No escribo poesía, no escribo teatro, sí, mi estilo está dentro de la novela, sobre todo la ficción.
Como novelista te has decantado por la novela negra ¿No es así?
Sí. Creo que uno acaba escribiendo lo que le gusta leer y a mí me gusta mucho leer novela negra. Siempre me ha interesado. Aunque a veces se banalice, y se considere un género menospreciado, para mí es un género que me atrapa; así que por esa misma razón, porque uno escribe lo que le gusta leer, yo he acabado dedicando parte de mi tiempo escribiendo novela negra.
También hago novela sin género, pero ya digo: la novela negra me apasiona.
Tus estudios de Psicología Clínica e Historia contemporánea ¿Te han servido de ayuda a la hora de escribir?
La verdad es que espero que sí. Espero que me haya servido de algo (ríe después de la ocurrencia. Es evidente que le ha servido de mucho).
Sí, en ese sentido creo que me toma más molestias a la hora de dibujar un personaje. Que los conocimientos que conservo y que recuerdo de psicología intento que el personaje sea más completo, que tenga volúmenes, que no sea un personaje plano, que tenga matices.
Por otra parte, también estudié, algo más tarde, cuando ya era más mayor, historia contemporánea y eso también me ha servido. A mi entender todas las novelas son históricas, todas tienen un contexto, todas ocurren en un determinado momento, la diferencia con las mías es que las mías siempre hablan de la historia reciente. Siempre intento, como escritura de novela negra, ahondar en la realidad que tenemos más próxima, en su contexto político, en su contexto económico…, por eso digo que, en parte, todas son históricas.
Para escribir utilizas, cuando empiezas una novela: ¿Confeccionas primero tu store line, la ficha de los personajes, etc…?
No. Soy muy desordenada. Muy, muy desordenada. Hago un primer dibujo de los personajes, cuatro cosas más, pero después los personajes crecen por si mismos. Y a veces incluso la trama gira hacia sitios, momentos y episodios completamente inesperados, pero bueno…, es así…, cada uno escribe como…
Yo escribo a mi libre albedrío. La verdad es que yo he escrito también novela a cuatro manos, con un buen amigo que se llama Pablo Bonell, y él tiene esa virtud: la de ser muy ordenado. Él confecciona la store line,monta las fichas de los personajes, la historia completa, ordenada, fasciculada, capitulada…, y eso ayudaba mucho. Yo, a solas, soy muy desordenada.
En tu haber tienes ya una lista interminable de premios, y un número aún mayor de obras escritas. Dinos en qué ha cambiado Empar desde la primera novela “Horacio en la memoria” hasta la última “Sin causa aparente”
Yo diría que soy mucho más exigente conmigo misma a la hora de escribir. Que el nivel de exigencia de una primera novela, cuando todavía estás experimentando, cuando tienes muchas inseguridades, es uno, y cuando ya llevas más de una decena de libros publicados, el nivel de exigencia es mayor. Entonces cuando releo, porque yo releo muchas veces lo que escribo cuando reviso, creo que soy más cruel conmigo misma y borro mucho más, corrijo mucho más de lo que lo hacía al principio.Háblanos de tu última novela ¿Qué nos puedes contar?SinBueno…, mi última novela, que se titula “Sin causa aparente”, era también el estreno de un detective llamado Enric Nasarre y esta basada, como casi todas mis novelas, en un hecho real. Quise resaltar el hecho de que la policía había detectado que había gente, hombres, que utilizaban una droga que popularmente se conocía como líquido de brujas, que es el estramonio, y esta servía para someter la voluntad de las mujeres. Para someterla en la discoteca…, después en casa… No sólo paras violarlas, sino que en algunos casos incluso llegaban a robar los pisos de las chicas, etcétera, etcétera.
Se habla muy poco del tema y sin embargo me consta que continúa pasando. Y además me recordaba mucho a aquello que siempre nos decían en nuestra infancia: “no cojas nada de un extraño, ni un caramelo…”. Bueno, hay chicas que, me imagino, se arrepentirán de haber aceptado en alguna ocasión la invitación de un extraño.
Las obras de Empar Fernández hablan por si solas, pero ESPARREGUERA NEGRA quiere conocer a la Empar más intima. ¿Nos dejas radiografiarte?
Sí, claro. Como no. Sí, si.
¿Qué te inspira para escribir?
Me la han preguntado más veces y siempre contesto lo mismo. La realidad. Muy a menudo es suficiente leer unas líneas de cualquier reportaje en la prensa es suficiente, es que tampoco hay que ir muy lejos para obtener una inspiración. Basta con abrir la prensa, y tener un poco de imaginación, para poder sacar historias para escribir “siete” novelas negras.
¿Tienes algún ritual?
No. Sólo necesito estar sola, con la casa vacía, y con un silencio total.
¿Algún lugar especial para escribir?
Sí, el estudio.
¿Bebes algo mientras escribes?
No, no. Creo que eso forma parte la leyenda del escritor o escritora que se inspira mejor bajo los efectos del alcohol, o cualquier  otro tipo de…
¿Qué cosas te hacen reír?
Muy a menudo mis alumnos me hacen reír. Sí. También determinados políticos en sus apariciones televisivas… ¿Qué más…? No sé…, quizás la espontaneidad en la gente. Las reacciones espontáneas las aprecio, y a menudo, me hacen reír.
¿Practicas algún deporte?
No, pero intento caminar. Soy muy poco deportista.
¿Dónde irías de vacaciones?      
En una respuesta ideal.., pues me gustaría visitar Canadá. Me gustan los países fríos. También me gustaría visitar Islandia…
¿Dónde no irías?
A lugares de calor extremo y a los lugares de pobreza muy evidente. Me resulta muy doloroso. Imagino que en eso soy tan hipócrita, como lo somos todos, que miramos hacia otro lado.
¿Qué te saca de tus casillas?
La gente que miente a cara descubierta y que además no lo lamenta.
¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza al levantarte por la mañana?
Pues…, la cantidad de cosas que me quedan por hacer durante el resto del día y una de las cosas que me vienen a la cabeza es cuándo podré ponerme a escribir. Es decir: dentro de ese día en el que tengo una jornada laboral, tengo deberes domésticos, etcétera, saber que rato encontraré.
¿Algún vicio inconfesable?
No. La verdad es que no. Pero si lo son: la lectura y el cine.
¿Qué es lo que no soportas de los demás?
No soporto bien la intolerancia. No me gusta la gente que es muy rígida en sus esquemas. No soporto la mentira. Me molesta la gente que no tiene sentido del humor, la gente que le cuesta ofrecer una sonrisa… Y sobre todo la mala educación.
¿Y…, de ti misma?
Eso es más difícil. Pero si hay algo, quizás en ocasiones la falta de voluntad para hacer según que cosas.
¿Qué dirías de EMPAR FERNÁNDEZ?
Uf. Más bien lo que me gustaría es que hablaran bien de mí. Que dijeran que soy buena persona, que escribo buenas novelas. Que mis alumnos dijeran de mí que me explico bien. Que al final dijeran que lo hice bien.
Y para terminar:
¿Carne o pescado?
Ambas cosas, soy voraz. Como mucho y soy de las personas que disfrutan comiendo.
¿Mar o montaña?
Montaña.
¿Invierno o verano?
Invierno, Está claro.
Música preferida:
Me gusta mucho la música francesa. Pero en general aquella que pueda tararear.
Obra favorita:
Me gusta mucho la suite francesa de Irene Nemirovsky.
Película favorita:
Esto es un problema. Hay varias. Me gusta mucho El Tercer Hombre, Mystic River…
Gracias Empar. Ha sido un placer.

_MG_5298SUS FRASES:

”Aunque a veces se banalice, y se considere un género menospreciado…, la novela negra me apasiona”

“Basta con abrir la prensa, y tener un poco de imaginación, para poder sacar historias para escribir “siete” novelas negras”

 

  01/04/2013

Interrogando a: SUSANA HERNÁNDEZ

_MG_5277

Susana Hernández es una mujer muy especial, empezó sus estudios de Filosofía pero lo hizo “de una manera fugaz”, dejándolo un año después: “no le llenaba”.
Más tarde empezó a estudiar Imagen y Sonido motivada por su trabajo en Radio Canet, donde estuvo durante doce años.
Por último se inició en Investigación Privada y en Psicología en la Universidad de Barcelona.
Una mujer inquieta, pero ESPARREGUERA NEGRA quería conocer un poco mejor a Susana Hernández, le pedimos que nos dejase inmiscuirnos en su vida, y nos dio permiso:

Hola Susana, cuéntanos algo de ti. ¿Dinos quién eres?:
¡Guau! Es difícil hablar de uno mismo, pero soy una persona que quiere ser feliz y hacer feliz a la gente que me rodea, y sobre todo trato de cumplir mis sueños. En este caso mi sueño era dedicarme a la escritura y estoy en el camino. Además, tal y como está la situación, no me puedo quejar.
Me considero una persona bastante normal, muy accesible. Muy optimista, quizás demasiado optimista. Siempre espero que pasen cosas buenas, las malas ya vienen solas…

¿Tienes varios relatos, poemas, novelas…, cual sería tu estilo preferido? ¿Tienes alguno?
Sí, la novela. Yo creo que cada vez soy más novelista y menos otras cosas. De hecho cuando me han encargado algún relato para antologías lo paso bastante mal porque siempre se me ocurren tramas de novela y se me va el relato. Antes lo tenía más por la mano, ahora me cuesta mucho más; y poesía hace mucho tiempo que no escribo.

Pero…, como novelista te has decantado por la novela negra.
En general yo siempre he querido ser escritora, sobre todo novelista. La novela negra o policíaca me ha gustada y ha estado muy vinculada conmigo en el ámbito familiar. Ha sido un género del que he leído mucho y siempre me ha gustado; a partir de ahí, las circunstancias me han llevado a probar y me he dado cuenta que me gusta, que funciona y que por lo visto parece que va gustando, así que continuaremos por ahí.

Los estudios de investigación privada o incluso los de psicología ¿Te han servido de ayuda a la hora de escribir?
Sí, bastante, tanto uno como el otro. Sobre todo en relación a los perfiles humanos. En mis novelas escribo sobre personajes muy distintos, policías, abogados, etcétera. En el caso de mi personaje Santana, ella es psicóloga y mis estudios sobre psicología me han servido para acercarme mucho más a ella. Sí, la verdad es que sí que me han servido, por ejemplo, el hecho de haber estudiado asignaturas de derecho me ha facilitado el ponerme a dibujar sobre el papel el personaje de una abogada. Igualmente me han sido de mucha ayuda las entrevistas que he tenido con policías nacionales, mossos y unidades de otros cuerpos, estos también me han asesorado muchísimo y me ha ido muy bien. Todos han sido muy amables y me han dado muchas facilidades

En tu haber tienes ya una lista interminable de premios, como son los siguientes:
Premio de relato “Mujeres” de Santa Cruz de Tenerife 2001, Segundo Premio Villa San Esteban de Gormaz 2002, Premio de poesía Mizares de poesía 2003, Emilio Murcia de relato 2003 (accésit), Premio Contradiction 2003, I Premio Ciudad de Sant Adrián de Besós de Novela 2005, Finalista Premio de novela Katharsis 2009 y I Premio Poesía Lésbica Versales 2009.

Pero aun así, no editas tu primera novela hasta 2005.
Sí, cierto, la primera novela que edite fue “La casa Roja”, novela con la que gané el premio “Ciudad de Sant Adrián de Besós de Novela 2005”.
Después en 2007 lo hice con “La puta que leía a Jack Kerouac” editada por LESRAIN. Ese mismo año, junto a otras autoras de dicha editorial, participé en el libro de relatos “El espejo de los deseos” en beneficio de la lucha contra el turismo sexual de menores y la prostitución infantil.
A partir de fue cuando creo a mis policías, Santana y Montalban, en “Curvas peligrosas” con ODISEA EDITORIAL (2010) y “Contra las cuerdas” con la editorial ALREVÉS (2012), editoriales con las que no tenido ningún problema, al contrario, ambas me han ayudado mucho. Han confiado en mí desde el principio. Desde ese momento todo me ha ido rodado.

¿Te dedicas a escribir profesionalmente?
Si mi profesión es la de escritora y de momento pienso dedicarme exclusivamente a ello.

Háblanos de tu última novela ¿Qué nos puedes contar?
Esta es la segunda de las dos novelas cuyas protagonistas son Rebeca Santana y Miriam Vázquez, subinspectoras de la Brigada de Homicidios y Desaparecidos de la Policía Nacional en Barcelona.
Tengo que decir que “Contra las cuerdas” respecto a “Curvas peligrosas” es una novela con un salto bastante notable. Esta es mucho más policial, con una trama mucho más potente, más dura, los asesinos son muy distintos y los ambientes son más sorpresivos, pero en ambas entro en profundidad en las relaciones personales. Para mí tiene mucha importancia.
Respecto a mis personajes, os puedo decir que: Rebeca tiene cerca de 30 años, es licenciada en criminología y psicología. Miembro de la brigada tras terminar su formación en la academia de policía de Ávila.
Cuando tenía 9 años en su familia sucedió “la gran tragedia”, a partir de ese momento vivió con sus abuelos, en el Carmel. Su abuelo, forofo del cine, eligió su nombre. Cuando la conocemos vive en el Raval y sale con Claudia. Durante sus dos novelas viviremos algunos cambios en su vida sentimental. Es bajita, viste de modo informal: vaqueros de hipermercado, jerseys de lana o sudaderas, zapatos de cordones o zapatillas Converse. Conduce una Harley-Davidson Heritage Classic. Es inteligente, muy exigente consigo misma, tiene instinto y es muy humana.
En cuanto a Miriam Vázquez, pues que tiene unos 50 años. Lleva algo más de 20 trabajando como policía. Divorciada tras más de 15 años de matrimonio y tiene una hija de 20. Tiene ojos verdes y siempre lleva sus gafas YSL. Es adicta a la alta costura y sus compañeros la apodan “La Marquesa”. Conduce un Lancia. Es fumadora y generalmente está de mal humor. Sus colegas la temen. Para ella, la mayoría de los criminales son estúpidos.
En esta novela, investigan una serie de violaciones y asesinatos ocurridos en Barcelona y la costa de Tarragona.

Las obras de Susana Hernández hablan por si solas, pero ESPARREGUERA NEGRA quiere conocer a la Susana más intima. ¿Nos dejas radiografiarte?
Sí, claro. Como no.

¿Qué te inspira para escribir?
No es algo que suceda de la misma manera, la chispa me puede venir por algo que puedes ver por la calle…, en el tren…, algún diálogo…, algo que has leído…, puede surgir de mil cosas.

¿Tienes algún ritual?
No. No soy de esas personas maniáticas.

¿Algún lugar especial para escribir?
Tengo mi despachito y ahí me siento a gusto. Prefiero escribir rodeada de mis cosas.

¿Bebes algo mientras escribes?
Sí, suelo beber té.

¿Qué cosas te hacen reír?
En general soy de risa bastante fácil, pero diría que el humor inteligente. Hay humores que dan más pena que risa.

¿Practicas algún deporte?
Voy al gimnasio. Allí hago de todo un poco. Siempre me han gustado los deportes de raqueta, pero no…, no practico demasiado.

¿Dónde irías de vacaciones?
A cualquier sitio con playa. Me gusta ver ciudades. Si son con playa mejor.

¿Dónde no irías?
No hay ningún sitio donde no iría. Pudiera ser que a alguno luego no volviese, pero de vacaciones, en principio, iría a cualquier sitio. También dependería del momento, por ejemplo ahora mismo no iría a la India, por todo lo que está sucediendo, no parece un sitio muy seguro.

¿Qué te saca de tus casillas?
Buf, pues…, la envidia…, la mala intención…, la gente que no va de cara…, la gente que parece una cosa pero que luego es otra. Eso me da mucha rabia.

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza al levantarte por la mañana?
Voy a encender el ordenador. Sí, eso y la comida de los gatos.

¿Algún vicio inconfesable?
Pues no, supongo que soy una persona bastante aburrida en ese sentido, pero no. Antes comía muchas pipas pero ahora ni eso.

¿Qué es lo que no soportas de los demás?
Que griten y la mala educación. Eso me molesta mucho.

¿Y…, de ti misma?
Me gustaría ser más disciplinada, un poquito menos vaga. Sí, hay cosas que me gustaría mejorar.

¿Qué dirías de SUSANA HERNÁNDEZ?
Hombre, en general no me caigo mal del todo. Me llevo bien conmigo misma.
Mi objetivo es mejorar, a nivel personal no se puede cambiar tanto, pero a nivel profesional sí. Soy bastante exigente.

Y para terminar:

¿Carne o pescado?
Las dos cosas, pero quizá sea algo más carnívora.
¿Mar o montaña?
Mar. Siempre.
¿Invierno o verano?
Invierno.
Música preferida:
Me gusta toda la música, pero diría Pop Rock.
Obra favorita:
Literaria: Ana Karenina.
Película favorita:
Esto es más difícil, pero de elegir una diría: “Casablanca”

Gracias Susana.
Ha sido un placer.

_MG_5283

SUS FRASES:

“Soy optimista, siempre espero que pasen cosas buenas, las malas vienen solas”

“Prefiero escribir rodeada de mis cosas”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s